V.P.M.

 Veterinarios Policlinicos Moviles

Principal Quienes somos Donde estamos Que hacemos Teléfonos Fotografías Consejos Enlaces

El cólico en el caballo

DIAGNÓSTICO DEL SÍNDROME ABDOMINAL AGUDO (CÓLICO) Y SU DECISIÓN ¿MÉDICO O QUIRÚRGICO?

Cólico significa etimológicamente "dolor de colon", aunque en la actualidad este término tiene un sentido más amplio, pues abarca a cualquier dolor localizado en la cavidad abdominal acompañado de alteraciones funcionales. El término apropiado para dicha afección es “síndrome abdominal agudo”.

La anatomía del tracto digestivo del caballo, su naturaleza digestiva y las prácticas de manejo impuestas por el hombre contribuyen a su frecuente presencia en los caballos estabulados. El síndrome abdominal agudo representa el 15-20% de los actos clínicos que desarrolla el Médico Veterinario dedicado a la medicina equina, y la principal causa de muerte en esta especie animal.

Existen diversas causas que lo pueden desencadenar como pueden ser: cambios repentinos en el clima, alimentación (frecuencia, calidad y cantidad), trabajo excesivo, parásitos, malformaciones congénitas, presencia de cuerpos extraños en el aparato digestivo, tumores, deshidratación, así como otros aspectos relacionados con el manejo, dichas causas pueden estar relacionadas entre sí.

 

Los cólicos se clasifican en 3 grupos:

 

Disfunción intestinal

Es la categoría más común, significa que el intestino no está funcionando adecuadamente. Incluye condiciones como distensión por gas, impactación, espasmos y parálisis.

Accidente intestinal

No ocurre tan seguido como la disfunción, incluye desplazamientos, torsiones y hernias, secciones del intestino se entrampan en cavidades corporales. En estos casos siempre se requiere de cirugía de emergencia.

Enteritis o ulceración

Estos cólicos son descritos como inflamaciones, infecciones y lesiones del tracto digestivo. Pueden ser causados por numerosos factores, incluyendo estrés, enfermedad, salmonelosis y parásitos.

 

Signos característicos del síndrome abdominal agudo

·         Falta de apetito

·         Mete el hocico al bebedero y lo moja, pero no bebe el agua

·         Imposibilidad para estercolar y orinar

·         Manoteo

·         El caballo se voltea a ver los flancos, algunas veces los muerde o patea

·         Adopta una posición parecida a la de un perro sentado

·         Se acuesta, se revuelca y suda

·         Ausencia de, o reducción de sonidos digestivos

·         Respiración agitada

·         Elevación del pulso (mas de 52 pulsaciones/ minuto)

·         Depresión

·         Signo de Flehmen.

Procedimientos de diagnóstico

El tiempo es el factor mas importante para poder tratar a un caballo con cólico, mientras que un gran número de casos se resuelve sin intervención médica, un porcentaje significativo requiere de tratamiento médico, incluyendo cirugía de emergencia. Si existe la sospecha de que un caballo esta sufriendo un cólico, el siguiente plan de acción se sugiere:

·         Remover todo el alimento y agua

·         Clasificar la condición en una de las siguientes categorías:

Timpanismo

Obstrucción simple

Obstrucción estrangulante

Infarto no estrangulante

Enteritis

Peritonitis

·         Una vez que el problema se categoriza, aunque todavía no se haya hecho ningún diagnóstico específico, el tratamiento estará dirigido a un área en particular. Para poder incluir la enfermedad en una categoría específica se tiene que obtener información clínica empezando por la historia clínica.

Historia clínica

Duración:

Es un dato importante, ya que los casos de estrangulación provocan dolor severo con una deterioración más rápida, usualmente mientras más larga es la duración del episodio más distal es la obstrucción provocando la depresión del animal en lugar de la continuación del dolor.

Defecación:

Es importante saber cuantas defecaciones y la frecuencia en que se presenta diarrea. Defecación continua puede significar obstrucción parcial o no obstrucción, como sucede en cólico tromboembólico. La peritonitis puede producir la ausencia de heces o diarrea. Salmonelosis produce diarrea.

Alimentación:

Los caballos que presentan impactaciones llegan a comer y a beber intermitentemente, juegan con su agua (signo de molestia abdominal). Es importante saber si ha habido cambios bruscos en el tipo de grano o pastura así como si ha ingerido cantidades elevadas de forraje indigestible o forraje verde caliente.

Dolor:

Tiene directa relación con el incremento de la presión peritoneal, tensión en la pared intestinal, así como la degeneración intestinal, mientras mayor sea el dolor, mayor será la severidad de la enfermedad.

Cólico previo:

Historia de arteritis verminosa, pobre control parasitario, adherencias causadas por cirugías previas indicando un problema crónico.

 

Terapia previa:

La desparasitación puede causar masas de ascáridos. También puede ser causada la aplicación de antibióticos por ejemplo, al inicio de una colitis.

 

Examen físico inicial

En este examen se deben de valorar los siguientes puntos:

·         Pulso: Frecuencia, ritmo, carácter.

·         Respiración: Frecuencia y esfuerzo.

·         Frecuencia Cardiaca: Disminuida, aumentada, normal. En caso de impactación del íleon o del colon mayor, existirá una frecuencia cardiaca de 50 a 60 por minuto. En caso de enterolitos o impactaciones del colon menor será de 80 a 120 por minuto. La torsión y vólvulos inicialmente presentan frecuencia normal o ligeramente elevada 40 a 60 por minuto. Peritonitis y dolor postoperatorio, presentan una frecuencia cardiaca de 60 a 80.

·         Temperatura rectal: Hipertermia puede ocurrir durante una infección, hipotermia durante un shock.

·         Membranas mucosas: Pueden estar hiperémicas a resecas al inicio del shock debido a estasis periférica, cianóticas y/o pálidas cuando existe compromiso vascular agudo debido a una pérdida del fluido y shock.

·         Tiempo de llenado capilar. Normal en impactaciones o con pequeño o ligero grado de deshidratación. Puede disminuir con dolor severo o vasodilatación periférica. Este es un signo temprano de shock. Se encontrará incrementado cuando exista compromiso vascular, debido a un colapso circulatorio.

·         Dolor : Grado, continuo, intermitente.

·         Actitud : Alerta, deprimido, postrado.

·         Condición física: Evidencia de la duración del dolor, deshidratación. Es conveniente evaluar el hematocrito y proteínas plasmáticas para valorar la deshidratación. La evaluación consecutiva del hematocrito y proteínas plasmáticas se requiere también para valorar la respuesta al tratamiento.

Las proteínas pueden caer con una elevación concurrente del hematocrito en casos de peritonitis y en caso de shock endotóxico debido al secuestro de proteínas especialmente en pulmón y peritoneo. Mientras mas grande sea la obstrucción, la rapidez de la deshidratación será mayor. En caso de obstrucción estrangulante, la deshidratación es provocada tanto por falta de reabsorción como por la pérdida de sangre del intestino estrangulado.

·         Auscultación abdominal: Presencia o ausencia de ruidos digestivos. Cuando no hay sonidos intestinales, significa que hay ileo, o ausencia de motilidad. Cuando se escucha un sonido timpánico con movimiento de gas puede ser producido por torsiones o cólicos flatulentos. Sonido de fluido puede indicar enteritis inminente (salmonelosis). Movimientos peristálticos los cuales parecen causar dolor o incomodidad, son indicativos de obstrucciones simples o con formación de gas (flatulencia). La mayoría de los borborismos son producidos por el colon mayor y el ciego. El intestino delgado puede producir sonidos, pero no son tan fuertes y son mas fluidos.

·         Excremento: Color, consistencia y frecuencia.

·         Sondeo : Gas, reflujo, color, pH. El sondeo debe de ser empleado en todos los casos de cólico. Fluido amarillo verdoso con olor a agrio es bilis que está siendo refluida del intestino delgado. Un pH alcalino (7-8), es indicativo de enfermedad obstructiva. Una gran cantidad de reflujo es indicativa de una obstrucción severa.

·         Percusión : Mate, timpánico. Ayuda a demostrar la distensión de algún segmento particular del intestino en caso de cólico timpánico. El golpeo sobre el flanco derecho produce un sonido agudo cuando hay distensión del ciego. Una respuesta similar se tiene sobre el flanco izquierdo, cuando existe timpanismo en el colon mayor. Esto puede indicar el área a ser trocarizada.

·         Palpación rectal: Desplazamiento, entrampamiento, distensión, gas, líquido, alimento, cuerpos extraños. Los signos que se encuentran por medio de la examinación rectal son los más importantes para hacer un diagnóstico o para determinar si la cirugía es necesaria. La rutina en el examen rectal debe incluir el intento de palpar las siguientes estructuras:

 

Base del ciego y banda ventral derecha

Superficie peritoneal (ventral)

 

Intestino delgado (ventral)

Aorta y bifurcación (dorsal medio)

 

Bazo (izquierda)

Ovarios y útero

 

Flexura pélvica (ventral izquierda)

Vejiga (borde pélvico)

 

Riñón izquierdo (dorsal izquierdo)

Anillos inguinales

 

Duodeno (dorsal derecha)

Canal pélvico

 

Arteria mesentérica craneal (dorsal medio)

 

 

Abdominocentésis

El análisis del líquido peritoneal en el caballo revela los cambios que ocurren en la superficie peritoneal y órganos contenidos en la cavidad abdominal.

 

Por medio de la evaluación del fluido peritoneal de caballos con cólico, es posible seleccionar la terapia adecuada. El color, turbiosidad, gravedad específica y olor del fluido peritoneal puede ser evaluado rápidamente en cualquier lugar. La evaluación continua de dicho fluido, cada 2 o 4 horas es un método muy efectivo para monitorear los cambios de estado del paciente. Existen 2 métodos para llevar a cabo la abdominocentésis:

 

a)      Con instrumental de punta roma

 

b)       Con instrumental afilado.

 

Cada método tiene sus ventajas. El método de punta roma requiere mas tiempo, preparación y equipo, pero es mucho más seguro que el otro método. Si la distensión abdominal es evidente o si se sospecha de una ruptura intestinal, es preferible la abdominocentésis con punta roma. A continuación se describen ambas técnicas:

El área donde se efectuará la abdominocentésis generalmente se realiza en el punto mas bajo del abdomen, se encuentra ubicada caudalmente de 4 a 6 pulgadas del cartílago xifoides; sobre la línea alba, ya que esta menos vascularizada que el resto de la zona.

 

Técnica Roma

Si es utilizado instrumental de punta roma, se recomienda el uso de una cánula para tetas de 9.5 cm. de largo o un catéter uretral para perra de 14 cm. de largo en equinos obesos y grandes.

1.     Rasurar el pelo del área seleccionada, limpiar con alcohol y Iodo (isodine) tres veces. De esta manera se reduce el riesgo de complicaciones secundarias y se aprecia mejor la vascularización de la piel.

2.     Infiltrar en la piel y tejido subcutáneo 2 o 3 ml de un anestésico local y limpiar otra vez la zona.

3.     Ponerse guantes estériles.

4.     Preparar el instrumental, una hoja de bisturí del número 11 o 15 y gasas esterilizadas.

5.     Hacer una pequeña incisión (de ½ a ¾  de pulgada) en piel, tejido subcutáneo y túnica abdominal.

6.     Colocar las gasas al rededor de la herida.

7.     Aplicar firmemente la cánula y con ambas manos a presión, una vez atravesado el peritoneo, girar la cánula y avanzar lentamente hasta obtener fluido. El líquido se colecta en una jeringa ó bien en tubos para vacutainer con EDTA o sin anticoagulante para realizar los diferentes análisis (citología, cultivo y bioquímico).

Técnica con instrumental afilado

1.      Rasurar el pelo del área seleccionada, limpiar con alcohol y Iodo (isodine) tres veces. De esta manera se reduce el riesgo de complicaciones secundarias y también  apreciar mejor la vascularización de la piel.

2.      Utilizar una aguja de 1 ½ pulgadas. No es necesaria la anestesia local ni el enguantado.

3.      Introducir rápidamente la aguja a nivel superficial, avanzarla lentamente hasta obtener el fluido; depositar el fluido en el tubo ya antes mencionado.

Análisis de color del líquido peritoneal

El color normal es claro y amarillo (similar al de la paja) y seroso en consistencia. El grado de turbidez está en relación directa con el número de leucocitos presentes. La cantidad de proteína añadirá turbidez a este líquido abdominal.

La hemoglobina y los eritrocitos tiñen al líquido desde rosa hasta rojo, hay que tener cuidado en determinar si provienen de la cavidad o de la hemorragia producida al realizar la técnica, sobre todo cuando su conteo es bajo (25, 000 a 100, 000 /mm3).

Colores de rosa a café  pueden ser indicativos de estrangulación intestinal o tromboembolismo por congestión, edema y eritrocitos con hemoglobina libre en el líquido peritoneal. Cuando hay necrosis intestinal hay además hemosiderina y otros pigmentos lo que le da este tipo de coloración según la severidad. La presencia de bacterias puede ocurrir antes de que haya ruptura de intestinos y se puede detectar con el microscopio.

Se puede encontrar contenido intestinal pero este no aparece inmediatamente después de la ruptura de la víscera debido al omento y otros órganos de la cavidad abdominal.

El color verde obscuro se debe a la presencia de bilis debida probablemente a la ruptura del conducto biliar y esta muestra tendrá muchos cristales de bilirrubina.

Análisis citológico y bioquímico

Estos análisis se deben de realizar simultáneamente con los similares en sangre completa, plasma o suero según el caso ya que esto le dará mayor valor a nuestro análisis.

Bioquímica Clínica

Las proteínas totales en el líquido peritoneal están en relación con el grado de inflamación y la permeabilidad endotelial del área. Proteínas totales arriba de 1.5 mg/dl.indican una anormalidad en éste líquido abdominal. Un falso positivo se puede dar si la muestra se contaminó con sangre al momento de la abdominocéntesis. Por otro lado un nivel mayor a 2.5 gr/100 ml. generalmente ocurre en asociación con una inflamación significativa.

La gravedad específica sólo indica la cantidad de proteínas presentes. Si no hay otras pruebas, uno podría analizar el líquido utilizando la gravedad específica, el sedimento y el color para determinar cualitativamente el líquido abdominal.

 

El análisis del líquido peritoneal no debe de ser un indicador aislado de una enfermedad y se debe correlacionar con los signos clínicos del paciente.

 

Rangos aproximados de algunas enfermedades:

Enfermedades                                                       Color- Turbiocidad  #de GB    P.T

Impactación del íleon                                          amarillo - clara                       0-3000                                    <2.5

Torsión 180º colon izq.                                                          amarillo - nublada  0-5000                    >4.0

Infartación rápida (vólvulo temprano )    amarillo - nublada  0-5000                    <2.5

Infartación rápida (vólvulo tardío )                         rojo - opaca                                            15000      > 3.0

Enfermedad trombótica                          amarillo - opaca                      10000-100000        > 3.0

Abscesos abdominales                           blanco - opaca                                       50000-200000        > 3.0

Trocarización cecal                                amarillo - nublada                                  5000                      > 3.0

Duodeno -               yeyunitis proximal                   amarillo - clara                                                       0 - 3000   > 3.0

Indicadores especiales para la cirugía

Tipo de dolor

 

El dolor intratable es indicador o sugiere una obstrucción estrangulante del intestino. Cuando se presentan cólicos espasmódicos, cólicos flatulentos impactaciones usualmente se observa dolor intermitente.

 

Evaluación de la respuesta del dolor a los analgésicos

Flunixin meglumina, Xilazina, Butorfanol son los analgésicos mas usados para tratar el dolor abdominal agudo en caballos. Es importante desde el punto de vista humano quitar el dolor. Sin embargo, en casos serios el Médico Veterinario puede resultar engañado pensando que cesó el dolor y que ya no hay problema alguno, en estos casos las decisiones de cirugía se toman tardíamente. La necesidad de dosis repetidas en intervalos cortos de tiempo de cualquier analgésico sugiere que la cirugía es necesaria. Para no enmascarar los signos se sugiere la examinación física del animal antes de aplicar el fármaco.

 

Distensión abdominal severa

En el caballo adulto, la distensión abdominal es asociada con la estimulación de gas en el colon mayor y el ciego comúnmente debido al desplazamiento o a la presencia de gas en la cavidad peritoneal. Aún cuando no se presente deplazamiento, la distensión severa puede comprometer la respiración así como la perfusión del intestino distendido.

 

Ausencia de sonidos intestinales

Un abdomen silencioso puede indicar un cambio morfológico irreversible (intestino con isquemia o infartado ). La auscultación debe de ser realizada antes y después de administrar fluidos y analgésicos. La auscultación debe durar de 3 a 5 minutos aproximadamente y debe ser llevada a cabo tanto del lado derecho como del izquierdo así como en la pared ventral abdominal.

 

Reflujo gástrico

Este signo es indicativo de obstrucción. Mas de 2 litros en la descompresión nasogástrica sugieren que la cirugía es necesaria así como un reflujo continuo. Cuando solo se presenta reflujo sin otros signos no debe pensarse en la cirugía, ya que los caballos con enteritis proximal presentan reflujo gástrico continuo y profuso no siendo necesaria la cirugía. Para obtener reflujo gástrico se puede utilizar succión o administrar líquido por la sonda para provocar efecto de sifón.

Abdominocentésis

No necesita ser realizada en todos los caballos con cólico, pero debe de ser realizada cuando la naturaleza de la lesión no ha sido claramente definida con el examen rutinario.

Examen rectal

En algunos casos la decisión para operar debe estar basada solamente en esta examinación.

Aquí los indicadores de la cirugía incluyen:

·         Intestino delgado sumamente distendido

·         Colon mayor muy distendido

·         Masas duras y palpables.

·         Bandas apretadas y dolorosas.

Preparación del paciente quirúrgico

Una vez determinada como única opción la cirugía, se debe preparar al paciente para intervenírsele ya sea en el lugar o bien remitirse al hospital, para lo cual es necesario realizar los siguientes pasos:

1.-                           Terapia de fluidos, la hidratación es el aspecto más importante en la preparación del paciente quirúrgico.

2.         Insertar la sonda nasogástrica y mantenerlo en posición hasta la llegada al hospital.

3.-        Apoyar el nivel de analgesia con medicamentos potentes y de efecto duradero tales como: Flunixin Meglumine, Ketoprofen, etc. Si el grado de analgesia es insuficiente y el caballo se encuentra demasiado inquieto se podría utilizar Xilazina, Detomidina solos o en combinación con el Butorfanol.

Fuentes bibliográficas

Hernandez Garibay .M.V.Z. Diferentes formas de lavado gastrico en  los equinos afectados del sindrome colico,en Memorias del VI Congreso Anual de la A.M.M.V.E.E. 1982.

Huskamp B. D.V.M. The diagnosis and treatment of acute abdominal conditions in the horse, en Proceedings. 1st Equine Colic Symp. 1985; pp 261- 272.

Otto M. Radostitis. Veterinary Medicine. Equine colic. 2000; pp 199-258.

Rodríguez Monterde Alejandro. M.V.Z.MSc. Análisis del líquido peritoneal, en Memorias del VI Congreso Anual de la A.M.M.V.E.E. 1982.

Snyder Jack. D.V.M. Colic, en Compendia! Inc. On Horses Deluxe. 1996; pp 1- 3.

Williamson Lisa. D.V.M. Diagnosis procedures for evaluating equine colic, en Equine  Practice. 1987; pp 401 - 4 19.

 

Consejos